Noticias

¿Sabes qué te aporta un corredor de seguros?

Existe en el imaginario colectivo la idea de que un corredor de seguros es un mero intermediario que se dedica a vender pólizas de seguros a  cambio de una comisión. Que su trabajo se limita a colocar el riesgo en la compañía  buscando aquella en la que el precio se ajuste a las expectativas del cliente sin ir más allá. Nada más lejos de la realidad de hoy en día.

Este imaginario colectivo ha estado alimentado por el desconocimiento del consumidor al cual no se le ha transmitido de manera eficaz las diferencia que existen entre la figura del corredor de seguros y la de otros canales de distribución.

 

El factor diferenciador mayor es la independencia. El corredor de seguros es independiente de las compañías aseguradoras con las que trabaja. Este es un aspecto fundamental si se quiere tener un asesoramiento imparcial. Es importante distinguir bien entre un corredor de seguros y un agente. Los agentes son exclusivos de una compañía, eso significa que solo va a ofrecer una opción para cada riesgo, la de la marca que representa.

El mundo de los seguros es terriblemente complejo, además de ser uno de los sectores que más invierte en publicidad. Sólo hay que encender la TV en prime time y esperar a una pausa publicitaria. En una pausa de 7 minutos verás como mínimo dos spots publicitarios de compañías aseguradoras. Y probablemente más. Todas afirman ser las mejores. ¿Con cuál me quedo?. Ahí es donde entra el corredor de seguros con una de sus principales ventajas: no depende de ninguna compañía.

Contratar un seguro es una cuestión importante, no es un mero trámite. Muchas veces el seguro más barato no es el que más te conviene, sencillamente porque no cubre adecuadamente los riesgos concretos de tu caso en particular. Cada persona o empresa son diferentes y tienen necesidades distintas. Unos euros de diferencia pueden marcar la frontera entre la tranquilidad y la incertidumbre. El corredor de seguros no se limita a comparar precios, sino que busca lo que más se ajuste a lo que realmente necesitas, sin coberturas superfluas pero evitándote sorpresas desagradables en caso de siniestro.

Además, el factor geográfico importa. No todas las compañías ofrecen un servicio igual en todas partes. El conocimiento del  corredor de seguros de todo el mercado y de la zona en la que trabaja le permite aconsejar qué compañías son más recomendables en cada zona y para cada tipo de seguro.

Otra pregunta que te puedes plantear ¿Es más caro contratar a través de un corredor de seguros? ¿Si me evito al “intermediario”  podré conseguir un precio más ajustado?.  Rotundamente no.  El corredor de seguros no es más caro. Se pueden llegar a conseguir  mejores precios a través de una correduría de seguros. Hay corredurías de seguros como el caso de NB21 que gestionan más de 56.000 pólizas al año. Una correduría de seguros así ,se defiende mucho mejor a la hora de negociar con una aseguradora que un particular. Conoce todos los precios del mercado y lo más importante las coberturas. Analizará muy bien tus necesidades de aseguramiento, advirtiéndote de deficiencias, franquicias o cláusulas limitativas que a ti te pueden pasar desapercibidas, consiguiendo un precio equilibrado a lo que tú quieres cubrir.

Además de todo esto, el corredor de seguros no se limita a venderte un seguro y olvidarse de ti. La independencia vuelve a cobrar toda su fuerza en ese momento al que nosotros llamamos “El momento de la verdad”. Cuando ocurre el siniestro. A nuestros clientes, le deseamos que nunca llegue ese momento, sin embargo , si llega, es cuando se pueden apreciar grandes diferencias, precisamente porque somos independientes. La prioridad del corredor de seguros es conseguir que el cliente quede satisfecho, que se cumpla el contrato sin ninguna cortapisa y siempre anteponiendo  sus intereses. Con todas las herramientas profesionales que ponemos a su disposición: asesoramiento legal, gabinete pericial, personas de confianza que lo gestionan, etc. reclamamos el cumplimiento estricto de sus derechos.. El corredor de seguros es una figura cercana, con un equipo de personas que se preocupan realmente por ti.

Las corredurías de seguros además son empresas sometidas a estrictas regulaciones y controles que garantizan que el servicio que prestan se ajusta a los requerimientos del cliente. Tienen que estar registradas en la DGSFP (Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones). Esta les exige una serie de requisitos de obligado cumplimento. También existen asociaciones sectoriales que difunden códigos de buenas prácticas. Se trata de una profesión altamente regulada, tanto legal como voluntariamente.

En definitiva, con un corredor de seguros tendrás la tranquilidad de saber que siempre disfrutas del mejor seguro posible para ti, ahorrándote molestias, trámites y dolores de cabeza. Y no sólo de forma presencial, ya que cada vez son más las corredurías que dan el salto a prestar todos o parte de sus servicios a través de oficinas online. Sin lugar a dudas, un corredor de seguros es la opción más ventajosa para ti a la hora de contratar un seguro.

 

 

 

Entrevista a Javier García Director de Marketing y Responsabilidad Corporativa de Helvetia Seguros

NB21. Cuéntanos algo sobre tu trayectoria y experiencia en el sector asegurador.

Actualmente, soy director de Marketing y Responsabilidad Corporativa y Dircom de Helvetia Seguros, de cuyo Comité de Dirección formo parte desde 1999.

He desarrollado toda mi carrera profesional en el Grupo Helvetia, en el que he desempeñado diversas responsabilidades, en una primera etapa en el área técnica, para pasar a la comercial en 1990. Durante casi diez años fui subdirector general comercial de Helvetia en España, asumiendo mi actual función en enero de 2006, fecha en la que se creó la actual Dirección de Marketing y Responsabilidad Corporativa de la compañía, que incluye todo el área de Comunicación. Formo parte del Brand Management Council y del Corporate Responsibility Advisory Board del Grupo Helvetia, y soy miembro permanente de diversos grupos de trabajo y comisiones del sector asegurador.

Soy Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, Diplomado en Práctica Jurídica por la misma Universidad, MBA por INESE y estoy integrado en el programa formativo International Executive Program (IEP) que el Grupo Helvetia desarrolla para sus directivos con carácter permanente.

En definitiva, mi trayectoria demuestra que soy un apasionado del seguro y de Helvetia.

NB21. En tu opinión, ¿cuáles son los retos fundamentales a los que se enfrenta el sector en un futuro próximo?

Creo que a los mismos a los que se lleva enfrentando desde hace muchos años, aunque con diferencias más externas que conceptuales. Por un lado, consolidar un modelo de distribución que, de verdad, sirva al cliente y no al revés; y por otro, también muy vinculado al anterior, conseguir una estructura de costes sostenible y rentable para todos los actores de la actividad.

NB21. ¿Cómo crees que van a evolucionar las primas en ramos como automóviles, en las que llevan años a la baja?

Inevitablemente, subirán hasta situarse en los niveles que nos van a exigir el nuevo Baremo, la implantación de Solvencia II y los requerimientos mínimos necesarios para dar un servicio postventa de calidad. Lo que está claro es que se ha acabado, y creo que por mucho tiempo, la época de “tirar los precios” de una forma casi suicida para el sector.

NB21. La experiencia multicanal por parte del cliente, integrando online y offline, están en la boca de todos. ¿Cómo ves al sector asegurador español en este terreno?

En primer lugar, creo que es urgente deshacer un equívoco generalizado, como el que sostiene que Internet es un “canal”. Estoy absolutamente en contra de esta afirmación, porque darla por buena sería tanto como decir que los escaparates, la televisión, la radio, la prensa, etc. son también “canales”. Internet, para mí, es sólo un medio de comunicación, con muchas funcionalidades, que permite al cliente interactuar con los canales “reales” de distribución: mediadores, directo, etc.

En el próximo futuro, creo que será esencial aprovechar todas las oportunidades que nos brindan esos medios online para abaratar costes y optimizar nuestro servicio al cliente. De esa forma, podremos diseñar los mejores productos y retribuir eficientemente a los diferentes canales (agentes, corredores, directo, etc.)

NB21. Desde tu perspectiva como especialista, ¿qué ramos del seguro tienen más posibilidades de crecimiento en el futuro próximo?

Sin duda alguna, Autos volverá a ser determinante en el crecimiento general, junto a Decesos, Salud y, dependiendo de la evolución de los mercados financieros y de las políticas fiscales, Vida Ahorro.

NB21. Como consecuencia de la aplicación de Solvencia II, ¿veremos procesos de fusión en el sector? ¿quiénes en tu opinión están más expuestos?

Estoy convencido de que así será. El problema se centrará en el precio que quieran recibir los presuntos vendedores, que no tendrán un gran tamaño pero sí presumirán de un gran valor, ya que no debemos olvidar que hablamos, en general, de un sector sano y sin deudas cuya reestructuración por Solvencia II vendrá dada por el tamaño para afrontar riesgos futuros, pero no por las pérdidas actuales; difícil cuestión para los presuntos compradores.

NB21. En tu opinión, ¿qué es lo que más demanda el cliente a una compañía de seguros?

Que cumpla, siempre, lo que le ha prometido, que no le engañe jamás y que le ponga las cosas fáciles, tanto en la contratación como a la hora de un siniestro. Verdades simples que, a veces, nos cuesta asimilar.

NB21. Hablando a medio plazo, ¿cuáles pueden ser las innovaciones que están por venir? ¿Herramientas y tecnología, nuevos tipos de seguro o ambas cosas?

Me gusta mucho más hablar de las personas que de las herramientas. Éstas no son nada, ni valen para nada, si no son ideadas y utilizadas por personas inteligentes y preparadas. Por eso, creo que la mejor innovación que se puede hacer en el sector es invertir en la formación continua y profesionalizada de las personas que lo forman, Y ahí, creo que los mediadores tenéis aún un camino importante por recorrer.

Por lo que se refiere a tecnología, herramientas y tipos de seguros, me parece que no van a ser conceptos que diferencien mucho a unas entidades de otras. Sin embargo, el valor profesional de las personas será determinante, en mi modesta opinión.

¿Entienden los directivos de las empresas la importancia de un seguro de D&O?

D&O es una modalidad de seguro muy poco conocida, de escasa penetración en el mercado y en el mundo empresarial. Las siglas responden a Directors and Officers, en inglés y cómo ya explicamos en artículos anteriores de nuestro blog: Seguros para Directivos I y II: Preguntas y respuestas  son seguros que protegen a los altos cargos de las empresas en el ejercicio de su profesión.

Hoy queremos llamar la atención de un hecho relevante y de suma importancia para los riesgos que corren los empresarios, administradores, consejeros y directivos en su día a día y en su toma de decisiones: y es la entrada en vigor del nuevo Código Penal .

La última reforma de la Ley de Sociedades de Capital ya había endurecido notablemente el régimen de responsabilidad de los administradores y directivos. Pero la entrada en vigor el 1 de julio del presente año de la reforma del Código Penal,  modificando el texto aprobado en 1995, amplia y completa el régimen de responsabilidad penal de las empresas, introduciendo un nuevo delito por el cual se sanciona la mera omisión de medidas de vigilancia y control por parte de los directivos, administradores y representantes legales de las empresas. Así, los administradores directivos que no adopten medidas inmediatas ante un deterioro de las cuentas de la empresa deberán responder con su patrimonio.

Lo habitual, en la actualidad, es que las empresas cuenten con un seguro de Responsabilidad Civil que cubre el riesgo de reclamaciones y por la tanto posibles indemnizaciones a un tercero, por daños y perjuicios causados, de los que la organización sea civilmente responsable, en el ejercicio de su actividad. Con esto los empresarios y directivos suelen creer que están cubiertos. Sin embargo los directivos o altos cargos de cualquier empresa, grande o pequeña, pueden estar expuesto a una reclamación por acción u omisión en su toma de decisiones. Para esto es necesario tener un seguro especifico que es el seguro de D&O. Lo que las PYMES deberían tener en cuenta es que todas las empresas tienen obligaciones similares en virtud de la ley. Una reclamación puede ser presentada por cualquier persona con un interés en la empresa: accionistas, reguladores, empleados, directivos, acreedores, liquidadores e incluso los administradores en caso de insolvencia. Además, las empresas pequeñas pueden ser más susceptibles ya que suelen tener procedimientos de gobierno corporativo menos estrictos para hacer frente a los riesgos.

En nuestro país no existe una obligación legal de aseguramiento, sin embargo por todo lo anterior es necesario fomentar la contratación de un seguro que cubra este tipo de responsabilidades. La realidad nos dice que aún hoy, en España, una de cada dos empresas no conoce la existencia de estos seguros, y otras no lo valoran o los descartan porque creen que no pueden asumir su coste. Todo esto lleva a que cerca de un 75% de las empresas no contraten este seguro a pesar de su importancia.

Los corredurías de seguros debemos asesorar a nuestros clientes empresas en este sentido. Las PYMES deben de entender que los seguros de Responsabilidad Civil General y los seguros de D&O cubren diferentes circunstancias y con una combinación adecuada de ambos seguros se puede alcanzar el mayor grado de cobertura posible. Por ello es de suma importancia ponerse en manos de un buen asesoramiento profesional de una correduría o corredor de seguros.

Dpto. Técnico NB21

Mi experiencia en NB21 por Raúl Sangiao

Hace ya seis años de mi incorporación a NB21. Con motivo de este “aniversario” personal, me han solicitado que escriba un artículo para nuestro blog corporativo www.segurosaldesnudo.com. Me pareció muy buena idea, y por ello estoy encantado de poder compartir con mis compañeros y con nuestros seguidores mi experiencia a lo largo de este periodo.

Mi incorporación a NB21 se produjo a principios de 2009. Provenía del sector, donde había tenido la fortuna de asumir puestos de diversas responsabilidades tanto en el ámbito de la mediación como en el de bancaseguros. Conocía a NB21 y tenía muy buenas referencias, pero nunca había tenido la ocasión de interactuar profesionalmente con la correduría.

NB21 en 2009, era ya un proyecto muy consolidado de Correduria Única, con un modelo de negocio ambicioso y muy avanzado respecto a otros, basado en la generosidad de todos los partícipes, dado que implicaba la integración de las distintas carteras en una única cartera más grande. En 2003, la empresa había recibido el premio “Galicia Segura”, que otorga INADE por “la decidida voluntad de cooperación empresarial” y en 2004, nos otorgaron el premio Gema, el galardón más importante del sector, por una concepción “muy innovadora” de lo que se supone era una Correduria de Seguros.

Esta concepción de una correduría, presenta numerosas ventajas para las corredurías integradas, fundamentalmente derivadas del mayor volumen de negocio gestionado (la unión hace la fuerza) y de la forma en que se gestiona dicho negocio: el volumen y las economías de escala generan mayores recursos comunes que, canalizados a través de una oficina Central, permiten ofrecer una serie de servicios a la red de oficinas integradas que, de forma individualizada, serían de difícil acceso. Estos servicios permiten una descarga de tareas administrativas a las oficinas, ofreciendo al mismo tiempo potentes herramientas que facilitan aumentar el nivel de contratación. Por todo ello, las oficinas pueden dedicar más recursos a la gestión comercial de sus respectivos negocios. Finalmente, todos los servicios que se prestan desde la oficina central, acaban redundando a corto plazo, en una reducción notable de los costes de cualquier Correduría integrada y en un incremento, también notable, de los ingresos netos de la misma.

Evidentemente, el modelo funciona. Y funciona muy bien.

En el aspecto profesional, como director comercial, asumí entre mis funciones la de contribuir al crecimiento de la empresa, dando a conocer nuestro modelo de negocio a otras corredurías, para que estas pudieran valorar las virtudes de nuestra forma de trabajar y lo que puede reportarles una integración en NB21.

Si echamos la vista atrás, en 2009, y a pesar de que los españoles podíamos seguir disfrutando de las gestas de nuestros deportistas más conocidos, existían numerosos síntomas negativos que indicaban que la economía global no iba nada bien. En España, algunos de estos indicadores, incluso eran peores que los de una gran parte de nuestros vecinos europeos. Se confirmaba que estábamos en ¡¡crisis!!.

Y en plena crisis, aterrizo en NB21. Cargado de esperanza e ilusión, y con los temores típicos del que ha decidido emprender una experiencia profesional nueva; pero con la tranquilidad que me aportaban las buenas referencias que tenía, y la solidez y madurez que ya había alcanzado la correduría.

En lo personal, y nada más llegar, tuve una sensación que no había tenido ocasión de experimentar con anterioridad: la de estar en un barco donde todo el mundo remaba, y además se remaba de una forma muy coordinada, y sobre todo, en la misma dirección.

En mis anteriores etapas profesionales nunca he tenido ninguna experiencia negativa, ni podría hablar nada malo de las entidades para las cuales he tenido el placer de trabajar, ni de los compañeros con los que me tocó compartir esfuerzos, pero en NB21 la sensación de unidad, de apoyo a todos los niveles, de implicación, y de preocupación de los unos por los otros, era y es única. Más allá de ser una empresa de referencia en el sector de la mediación, NB21 es una familia. Pero una familia de verdad, donde se nota el calor de los compañeros sin tener que pedirlo. La generosidad no es un extra, viene de serie en todos ellos.

Hoy, seis años después, la empresa ha crecido notablemente respecto al cierre del ejercicio 2009: Entre todos, hemos logrado doblar el nº clientes y de pólizas, ya son 28 las oficinas que forman NB21 (de las cuales 3 están ya fuera de Galicia), facturamos en ingresos casi 5.000.000€, intermediamos 21.000.000€ de primas netas, hemos ascendido hasta el 9º puesto a nivel nacional de corredurías privadas (datos de Inese), estamos en pleno proceso de expansión a nivel nacional,…..en fin, que profesionalmente puedo valorar la decisión que tomé en su momento como de muy acertada.

Y en lo personal me siento un privilegiado por tener los compañeros que tengo. No quiero dejar pasar esta oportunidad para agradecerles toda la ayuda y el apoyo que siempre me han brindado. ¡¡Sois los mejores!!

Y a por otros seis años más de éxitos.

 

Raúl Sangiao

Director Comercial de NB21