Noticias

NB21. Para ti, Para todo

Personas que forman parte de NB21 Correduría de SegurosNB21 es una correduría de seguros firme, estable y de confianza que se ha afianzado entre las diez corredurías de seguros privadas más importantes del país por volumen de ingresos.

A día de hoy, NB21 intermedia más de 40 millones de euros en primas, además de gestionar más de 105.000 pólizas, asesorando a más de 60.000 clientes gracias al esfuerzo y dedicación de más de 200 empleados y colaboradores repartidos en 42 puntos de venta en toda España.

Contamos con una experiencia de más de 20 años asesorando a nuestros clientes para proteger lo más importante para ellos. Cubrimos todas tus necesidades de aseguramiento y trabajamos duro para merecer tu confianza y ofrecerte la mejor solución para ti y tu familia. Estamos siempre de tu lado, asesorándote para que tomes la mejor decisión. Y si hay un problema, sabemos cómo y con quién hay que hablar.

Esto no sería posible sin tu confianza. Por eso, queremos agradecerte el que apuestes por nosotros. Seguimos esforzándonos para ofrecerte lo mejor para tu tranquilidad y la de los tuyos.

Por ello, queremos que estés al tanto de todo lo que necesitas saber acerca del riesgo y el seguro. Así podrás tener realmente la información que necesitas sobre nosotros y sobre el sector para actuar a conciencia y sabiendo perfectamente lo que es mejor para ti, protegiendo lo que realmente te importa.

Esta es la razón de ser de este boletín. NB21 INFORMA es una newsletter que recibirás en tu correo electrónico de forma trimestral. En ella intentaremos informarte sobre diferentes cuestiones relativas al sector, datos sobre nuestro negocio y ofrecerte novedades que puedan ser de interés para que tu vida sea lo más tranquila posible.

Además, recuerda que siempre que tengas dudas estamos a tu disposición para responderlas. Tenemos más de 42 oficinas repartidas por toda España, en las que tendrás asesores personalizados que te ayudarán a gestionar tu tranquilidad. Igualmente, puedes contactar con nosotros a través del mail, en nuestros perfiles de redes sociales y, en breve, a través de nuestra app.

Te animamos a seguir leyendo para conocer todo lo bueno que te podemos ofrecer y para saber más acerca de lo que el seguro puede ofrecerte para que tu vida sea lo más tranquila posible, tanto a nivel personal como profesional.

¡Seguimos!

¿Qué precio tiene tu confianza?

Confianza es tener tus seguros con NB21¿Venderías tu tranquilidad al mejor postor? ¿Realmente unos euros abajo o arriba valen la pena a la hora de asegurar lo más importante para ti? ¿Serías capaz de dar tus datos a ciegas?

Todas estas son preguntas que debes hacerte antes de contratar un seguro. Recuerda que los mediadores de seguros te ofrecemos siempre un asesoramiento personalizado, nos ponemos en tu lugar y te ofrecemos la mejor solución para lo que necesitas.

Debes saber diferenciarnos de otros canales de distribución que sólo buscan vender seguros sin tener en cuenta lo que es mejor para ti. Lo realmente importante es el servicio que pretende prestar el seguro y lo que realmente necesitas, sin imposiciones que puedan suponer un hándicap para ti en momentos cruciales de tu vida.

Tu confianza vale mucho más. El dormir tranquilo por las noches, porque lo que más importa está asegurado no tiene precio. Ten la seguridad de que con los mediadores de seguros tendrás lo que necesitas y, si lo encuentras más barato, será porque haces una concesión por otro lado. Algo siempre vas a perder.

Todos sabemos que el canal bancaseguros te condiciona a contratar una serie de pólizas para la concesión de créditos o emplea tus datos de forma indiscriminada para otros fines no relacionados con el que tú piensas.

De otra parte, los canales de venta online o telefónico sólo ofrecen condiciones económicas baratas, pero ¿están ahí cuando los necesitas? Cuando tienes un problema, llamas y ¿quién te atiende? ¿Puede una máquina solucionar tus problemas? ¿Crees que empatizarán con tu situación e intentará buscar la mejor solución para ti?

No antepongas el precio al servicio prestado.

Confía en tu mediador. Habla con él y, si tienes dudas, intentaremos solucionarlas.

Recuerda, en este mundo, no todo vale.

Ciberriesgos: ¿Cómo puedo proteger mi negocio de ataques informáticos?

El reciente ataque del virus WannaCry a escala global ha disparado todas las alarmas sobre seguridad informática y ha vuelto a poner el tema de los ciberriesgos en primera línea entre las preoucpaciones de las empresas. 

Grandes empresas como Telefónica, compañías eléctricas e instituciones públicas se vieron afectadas por un virus tipo ramsonware que “secuestra” los datos del ordenador que infecta, encriptando todos los archivos y pidiendo un rescate en bitcoins (una moneda virtual muy difícil de rastrear) si el usuario quiere recuperarlos, so pena de que al final sean destruidos.

Este virus se ‘coló’ en cientos de miles de ordenadores aprovechando una vulnerabilidad del sistema Windows que ya había sido detectada y corregida hace tiempo, por lo que sólo afectó a los ordenadores que no habían instalado las actualizaciones del sistema (que, por lo visto, eran muchísimos).

Por tanto, la primera recomendación (además de la obvia de tener un buen sistema antivirus) es esta: siempre hay que tener el sistema operativo actualizado. En cada actualización de Windows o iOS se instalan ‘parches’ que corrigen potenciales problemas de seguridad. Pero hay algunas cosas más que podemos hacer:

  • La inmensa mayoría de virus entran en los ordenadores a través de archivos adjuntos por correo electrónico. En muchos casos los piratas usan la técnica del ‘physing’: hacer que el correo tenga la apariencia de un correo corporativo de un banco, una empresa eléctrica u otra marca conocida. Cuando recibamos un correo con archivos adjuntos o en el que se nos pide hacer clic en un enlace, debemos siempre revisar la dirección electrónica de la que procede, y si no la conocemos o es sospechosa, debemos borrar ese correo sin abrir ningún adjunto.
  • Lamentablemente, los hackers saben esto, por lo que los virus también acceden a la lista de contactos de correo electrónico y se envían a sí mismos. Por eso también debemos estar atentos a correos que procedan de nuestros contactos pero que contengan texto en inglés o contenidos extraños o muy genéricos y lleven un archivo adjunto. En ese caso, antes de abrir el archivo adjunto es mejor contactar con la persona que nos lo envió y asegurarnos de que efectivamente es un correo real.
  • Otra puerta de entrada de virus son las descargas de archivos a través de webs que visitamos. A veces se nos puede abrir una ventana de navegador que nos dice “Actualización urgente del navegador” o “Alerta: Se han detectado virus en su sistema”. Nunca debemos descargar archivos de webs que no sean de confianza, para eso debemos fijarnos en la URL (la dirección de la web en el navegador) y ver que su dominio corresponde con el habitual. Por ejemplo: Si vemos una página que aparentemente es de Google y la dirección no acaba en google.com o google.es, con toda probabilidad será una página falsa y potencialmente peligrosa.
Los ciberriesgos no sólo se limitan a los virus informáticos. En muchos casos los hackers pueden pretender acceder a información de nuestros archivos sin que nos demos cuenta, o atacar nuestra página web para que deje de estar operativa. Este tipo de ataques son más difíciles de parar, y generalmente requieren de ayuda profesional.

Además de afectar a nuestros datos, los ciberriesgos se extienden al robo de contraseñas en redes sociales o para el acceso a sistemas internos de la empresa, lo que puede causar desde crisis graves de reputación online hasta multas por parte de entidades regulatorias. Las contraseñas no son eternas ni deben ser fáciles: lo ideal es que combinen letras, números y caracteres especiales y que se cambien con regularidad.

¿Pueden asegurarse los ciberriesgos?

Sí, y cada vez son más las compañías aseguradoras que ofrecen este tipo de seguros. Lamentablemente, los hackers suelen ir un paso por delante de las empresas dedicadas al software antivirus o las medidas de seguridad, por lo que, por muy bueno que sea nuestro sistema, el riesgo no es nunca nulo. Por eso es cada vez más necesario tener esos riesgos cubiertos con un buen seguro.

La mayoría de las compañías aseguradoras que ofrecen seguros de ciberriesgos incluyen coberturas como las siguientes:

  • Restauración de datos perdidos o dañados.
  • Pérdidas económicas por sanciones o multas.
  • Cobertura en casos de ciber extorsión.
  • Responsabilidad por daños ocasionados a terceros.
  • Borrado de ‘huella digital’ que pueda afectar a la reputación online (publicaciones que atacan a la compañía, noticias falsas, etc)
  • Daños o pérdidas por ataques a la propiedad intelectual.
  • Descontaminación de equipos infectados por virus.
  • Asesoramiento y ayuda 24 horas por equipos técnicos especializados.
  • Elaboración e implementación de planes de seguridad.
Dado que cada vez más son las compañías que ofrecen estos productos, el asesoramiento de una correduría de seguros a la hora de elegir qué coberturas se necesitan y cuál de los seguros del mercado se adapta mejor a tus necesidades es sin duda la mejor opción.

 

Seguro de hogar: Lo barato sale caro.

Tener un seguro de hogar es básico para tu tranquilidad. Además, no es uno de esos seguros que hay que tener "por si acaso", ya que todos hemos tenido alguna vez algún siniestro en el hogar, sea grande o pequeño. Son muchas las situaciones de riesgo que se dan cada día en nuestra casa, desde una gotera o la rotura de una tubería a un fallo eléctrico, la rotura de un cristal o espejo, pequeños accidentes... tanto es así que la siniestralidad en los inmuebles es la segunda más alta del sector del seguro, después de los siniestros en automóviles. En concreto, en España se produce una gotera cada 1o segundos, cada 2 minutos y 11 segundos un incendio y cada minuto y 29 segundos un robo, así hasta sumar más de cinco millones de siniestros al año.

Los datos son alarmantes: El 30% de los hogares españoles no está cubierto pon ningún tipo de seguro, y del 70% que sí lo tiene, casi la mitad se halla en situación de infraseguro, es decir, las coberturas de sus pólizas no cubren el valor de la vivienda y su contenido.

La situación de crisis económica ha acentuado esta situación. El seguro de hogar aparece a priori como algo "prescindible" o en lo que se puede ahorrar, sobre todo si no has tenido un siniestro en los últimos años. Este es un error que puede pagarse terriblemente caro, ya que  nos tocará asumir el coste de los daños de un siniestro en casa, tanto los que nos afecten a nosotros como los posibles daños que podamos causar a nuestros vecinos.

Además de todo esto, en situaciones climatológicas adversas como las que hemos vivido en algunas zonas de España recientemente, o en caso de terremotos o catástrofes naturales (no olvidemos que buena parte de la Península, además de las islas Canarias, están en zonas de elevado riesgo sísmico), las viviendas no aseguradas están absolutamente desprotegidas. En estos casos de "fuerza mayor", no son las aseguradoras, sino el Consorcio de Compensación de Seguros quien se hace cargo de las indemnizaciones para la reparación de los daños, pero la condición es que la vivienda debía estar previamente asegurada.

Si vives de alquiler, no te confíes. Probablemente también necesitarás un seguro de hogar.

Muchas personas que viven en régimen de alquiler (una opción creciente, sobre todo en grandes ciudades), confían en que el propietario de la vivienda ya tiene un seguro de hogar contratado. Es importante pedir una copia de la póliza para saber si las coberturas son las adecuadas, especialmente si alquilamos una vivienda sin amueblar, ya que en ese caso lo normal es que el contenido de la vivienda no esté cubierto por el seguro de hogar, o sólo lo estén los elementos que son propiedad del arrendador.

En ese caso es altamente recomendable que el inquilino contrate un seguro complementario que cubra los bienes que son de su propiedad.

A cada uno, su seguro.

Además, los seguros de hogar han evolucionado mucho en sus coberturas, y en muchos casos incluyen coberturas complementarias  de accidentes, averías de electrodomésticos, pérdida u olvido de las llaves, e incluso coberturas personales fuera del hogar.

La forma de ahorrar en un seguro de hogar es asesorarse con un especialista. Abaratar un seguro bajando mucho sus coberturas es casi como no tenerlo. Hay otras opciones, comparando lo que las diferentes aseguradoras ofrecen y elaborando una póliza que responda estrictamente a tus necesidades, analizando correctamente los riesgos. No es lo mismo una persona que vive sola que una familia con niños. Además, con el tiempo compramos muebles o electrodomésticos nuevos o hacemos reformas en casa, y todos esos cambios deben reflejarse en el seguro de hogar.

Una casa es, probablemente, la inversión más grande que la mayoría de personas realizamos a lo largo de nuestra vida. ¿No se merece que prestemos un poquito de atención al seguro que la cubre?

Tu hogar es un espacio para relajarse, olvidarse del mundo por un rato, disfrutar del tiempo que tú y los tuyos pasáis en ella y sentirse cómodo y protegido.