Noticias

4 motivos por los que contratar un Seguro de Dependencia

En la cultura occidental existen ciertos temas que son tabú. Al igual que con la muerte, no nos gusta pensar que algún día nuestra realidad puede cambiar y que no podremos valernos por nosotros mismos. Nuestra misión es informarte y explicarte las opciones que tienes para que, llegado el momento, sea lo más llevadero posible.

Empecemos por el principio, ¿qué es el Seguro de Dependencia?

El Seguro de Dependencia es aquel que aporta al asegurado una renta vitalicia constante o un capital, en caso de que se encuentre en una situación de dependencia definitiva legalmente reconocida.

¿Qué se considera dependencia?

La dependencia es un estado permanente en el que se encuentran aquellas personas que necesitan la atención de otras para llevar a cabo las actividades básicas en la vida diaria, ya sea debido a su edad, enfermedad, discapacidad u otro motivo.

Se establecen por ley dos tipos distintos de dependencia:

  • Dependencia Severa, es decir, cuando la persona no requiere el cuidado permanente de un cuidador, solo necesita ayuda dos o tres veces diarias.
  • Gran Dependencia, cuando la persona necesita ayuda varias veces al día y requiere de apoyo indispensable y continuo de otra persona.

Quiero un presupuesto


 

¿Cómo se percibe la cuantía contratada?

La compañía aseguradora abonará al asegurado o la renta contratada de forma mensual y vitalicia o un único pago en forma de capital. 

¿Tiene carencia el Seguro de Dependencia?

Sí, el periodo de carencia es de un año excepto para estado de demencia o enfermedad neuropsiquiátrica, en este caso la carencia es de tres años.

Requisitos para contratar el Seguro de Dependencia

Cada compañía aseguradora establece los límites de edad oportunos para la contratación del seguro, pero suele situarse sobre los 70 años.

Además, es indispensable que la contratación de la póliza se realice antes de que la salud del tomador sea perjudicada.

4 motivos por los que contratar un Seguro de Dependencia

  • Aseguras tu futuro.
  • Proteges tu patrimonio. La situación de dependencia conlleva una serie de gastos y mediante este seguro podrás afrontarlos sin necesidad de utilizar tu patrimonio.
  • Hacerle la vida más fácil a tus familiares y amigos.
  • Podrás desgravar las aportaciones de prima del IRPF.