Noticias

Home · 6 consejos a la hora de contratar el seguro de hogar y de la comunidad

6 consejos a la hora de contratar el seguro de hogar y de la comunidad

Ago 21, 2023

Los seguros de hogar son un elemento indispensable para disfrutar de tu casa con tranquilidad, sabiendo que los riesgos que pueden ocurrir están cubiertos. No obstante, hay cierta confusión entre el seguro de hogar y el de la comunidad, existiendo la falsa creencia de que muchos de los riesgos del hogar ya están cubiertos por el seguro de la comunidad.

Te presentamos algunas diferencias entre el seguro de hogar y de la comunidad y en qué tienes que fijarte a la hora de contratar dichos seguros:

 1. Asegúrate bien de las coberturas del seguro de la comunidad de vecinos

No hay dos seguros iguales, o al menos no debería haberlos. Es conveniente que pidas las condiciones generales y particulares del seguro de tu comunidad para saber qué está cubierto y por qué cantidades. Generalmente los seguros de comunidad cubren los riesgos que afectan a los elementos comunes: cubiertas del edificio, fachadas, escaleras, vestíbulos, ascensores…

Existe la falsa creencia de que el seguro de la comunidad de vecinos cubre siempre los daños ocasionados a terceros (por ejemplo, por una inundación o un incendio en tu vivienda que afecte a otras) y esto no tiene por qué ser así. Si los daños tienen origen en instalaciones privativas (es decir, no comunes), el seguro de la comunidad no los cubrirá a no ser que sus condiciones particulares lo recojan explícitamente. Incluso en ese caso, las indemnizaciones aseguradas pueden no ser suficientes para cubrir los daños a terceros. Los seguros de hogar no dependen de la comunidad, y tú puedes pactar en tu póliza una suma asegurada que se ajuste al valor real del contenido de tu vivienda y (esto es importante) las de tus vecinos inmediatos en el caso de la cobertura de Responsabilidad Civil por daños a terceros.

2. Es necesario calcular muy bien el valor del contenido

Los seguros de hogar distinguen entre el continente (los elementos fijos de tu vivienda que forman parte estructural de la misma) y el contenido (muebles, electrodomésticos y, en general, lo que haya dentro de ella). Calcular el valor del contenido no es fácil, y además debe actualizarse si realizas cambios importantes en el mismo. Es fundamental que, con la excusa del ahorro, caigamos en el infraseguro (asegurar un valor menor que el contenido real), algo bastante habitual en muchos seguros de hogar. En caso de un siniestro en situación de infraseguro, la aseguradora no cubrirá la totalidad de los daños sufridos si existe infraseguro. Por ejemplo, si el valor real del contenido de tu vivienda es de 60.000 euros y tu seguro sólo cubre 30.000, en caso de siniestro la compañía abonará el 50% del coste de los daños, no la totalidad. Aunque las sumas aseguradas se revalorizan cada año en función del IPC, es bueno tener en cuenta la revisión de la póliza si, por ejemplo, vas a hacer obras en casa o cambiar el mobiliario y el valor del contenido se ve incrementado por esta causa.

3. ¿Qué sucede si ocurre un desastre natural?

En estos casos no es la aseguradora la que se hace cargo, sino el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS). Este organismo actúa en caso de desastres naturales (vientos huracanados, inundaciones, terremotos, impactos de meteoritos, etc) y en caso de daños por conflictos armados, actos de terrorismo, tumultos, revueltas populares y actuaciones de las Fuerzas de Seguridad del Estado en tiempos de paz. Pero atención: el CCS sólo cubre daños en viviendas que ya estuvieran aseguradas. Es decir, si no tienes un seguro de hogar contratado, tu casa no estará protegida en estos casos. Sí estarían cubiertos los daños en fachadas y elementos comunes en el caso de una Comunidad, ya que la Comunidad tiene que tener un seguro contratado obligatoriamente, pero esto sólo cubriría los elementos ya mencionados.

 


Quiero solicitar presupuesto


4.  ¿El seguro de hogar cubre los accidentes y otros riesgos de las personas que habitan la vivienda?

Depende de las coberturas de la póliza que contrates. Hay seguros de hogar de muchos tipos. Obviamente, cuanto más baja sea la prima que tienes que pagar, menores son las coberturas. Los seguros multirriesgo del hogar más completos sí incluyen la asistencia médica en caso de emergencia.

Además, los seguros de hogar más actuales no solo se limitan a cubrir los riesgos más “clásicos” de robo, incendio o inundación. Hoy en día los seguros de hogar ofrecen un amplio abanico de coberturas complementarias, que van desde la seguridad informática a la reparación de electrodomésticos, calderas o aparatos de aire acondicionado o la asistencia jurídica.

5. El mejor seguro no es el más barato. Ni el más caro. Es el que se ajusta a tus necesidades.

Abaratar un seguro es fácil: solo hay que reducir las coberturas. Pero puede que eso no sea lo más conveniente. ¿De verdad quieres tener un seguro que no cubra el valor de todo lo que contiene tu casa? ¿O qué frente a daños a terceros no cubra el importe total de la indemnización?.

Los seguros de hogar son productos más complejos de lo que a primera vista puede parecer. Es necesario estudiar bien cada caso y analizar los posibles riesgos que deben ser cubiertos, así como qué cantidades deben ser aseguradas. Eso conlleva un estudio por parte de personas especializadas. ¿Por qué me conviene una cobertura concreta más que otra? ¿Cuánto debe alcanzar la cobertura de Responsabilidad Civil? ¿Debo asegurar riesgos que ya estén cubiertos por el seguro de mi comunidad de vecinos?

Para responder a estas preguntas es necesario tener información y estar muy bien asesorado. En ese sentido, las corredurías de seguros son la mejor opción, ya que cuentan con personal especialista y además tienen acceso a gran parte de la oferta del mercado, ya que no se limitan a trabajar con una sola compañía aseguradora.

6. Pero yo ya tengo un seguro de hogar, me lo hicieron en el banco para concederme la hipoteca…

 Efectivamente, las entidades financieras suelen exigir a las personas que contratan una hipoteca que suscriban una póliza de seguros de hogar. Pero eso no significa que tengas que tener el seguro que ellos te ofrecen, que puede no ajustarse a tus necesidades, sino a las del banco. Ten en cuenta que a tu banco no le preocupan tus muebles, ni tu responsabilidad civil, ni si sufres un robo. Lo que les preocupa es el continente (la vivienda en sí), no el contenido.

Teniendo en cuenta estos 6 consejos, te será mucho más fácil acertar con el seguro de hogar/comunidad que realmente necesitas para proteger tu vivienda y las de tus vecinos.

No obstante, y como ya hemos comentado, la mejor opción sigue siendo la de acudir a tu Corredor de Seguros de confianza. Velará por tus intereses, te asesorará de una forma imparcial e independiente y pondrá a tu disposición un amplio abanico de compañías aseguradoras entre las cuales encontrará el seguro que mejor se adapte a tus necesidades.

Si estás interesado o necesitas más información, contáctanos sin compromiso. Puedes hacerlo por correo electrónico (hola@nb21.es), llamando por teléfono al 900 370 550 o visitando Tu Punto NB21.   

Comparte!